La elección de papel para unas invitaciones de boda, tarjetas de visita o cualquier elemento o publicación que se quiera hacer no es algo que se deba dejar al azar. Hay numerosos parámetros que diferencian un papel de otro y que pueden suponer la diferencia entre algo con clase y algo vulgar.

A la hora de elegir uno debemos tener en cuenta las características de color, gramaje, textura, brillo y opacidad.

En primer lugar el color es lo que primero solemos tener claro. En el mundo de la empresa los colores son ilimitados pero cuando nos movemos en el ámbito de las bodas, lo más tradicional es elegir tonos claros. Aunque parezca que esto limita las opciones, los diferentes tonos de blancos, beiges y cremas son infinitas y su elección puede ser una larga tarea. Lo que tenemos que tener en cuenta es si vamos a imprimir algo con color encima de ello porque entonces se mezclará con la tonalidad del papel y la impresión se verá modificada.

El gramaje es el grosor del papel. Un folio común tiene un gramaje de 80g/m2 y una cartulina 180g/m2. Debes decidir si tu producto tiene que ser fino o grueso para elegir un gramaje adecuado. Unas invitaciones de boda deberían imprimirse en un papel que supere los 130g/m2.

La textura es algo imprescindible para marcar la diferencia y hay tantas como puedas imaginar, ya que hoy en día se puede recrear casi cualquier cosa. En el mercado se pueden encontrar papeles que recrean textura de cuero o piel de cocodrilo, aunque lo más común cuando se trata de tarjetas o invitaciones sean los papeles lisos, los verjurados (que tienen una textura de rayas), los de textura de lienzo o los de tipo acuarela (con pequeños grumos en el papel). Tú eliges entre sencillez, tradición o espíritu artístico.

En el brillo tenemos también diferentes opciones. Podríamos hablar de un acabado totalmente brillante como el del papel fotográfico bajando la intensidad hasta el mate. Dentro de ese rango podemos encontrar un papel con brillo más moderado o papeles semi-brillantes que están en el punto medio. También puedes jugar con los acabado y darle brillo solo a una parte de tu diseño, lo que se conoce como barnizado selectivo. Esto encarece el proceso pero el resultado es único.

La opacidad es la transparencia del papel y en ocasiones podemos jugar con ella, acompañando nuestra invitación con papeles vegetales o con plasticos totalmente transparentes que incluyan información y se complementen con el resto de la tarjeta. Si lo que queremos hacer son tarjetas de visita también podemos encontrarlas con plasticos de diferentes opacidades que la convertirán en una opción muy original.

Si necesitas asesoramiento con la elección de papel para tus invitaciones de boda o tarjetas de visita puedes contactar con nosotros, te guiaremos en la elección del diseño de tu producto y podemos realizar todo lo que se te ocurra para que tu boda o negocio sean inolvidables.

¡Síguenos en Instagram y Facebook!

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
error: El contenido no se puede copiar porque está protegido.